Header

Joven que intentó suicidarse encontró la felicidad gracias a los Grupos Pequeños.

Este testimonio se dio a conocer en primera persona el 1 de junio en el programa en vivo que realizó el Ministerio de Acción Misionera de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chile.

“Mi mente estaba muy nublada y tomé muchos medicamentos, muchas pastillas y solamente quería morir. Por esas cosas del Señor obviamente me alcanzaron a llevar al hospital a tiempo, me hicieron un lavado de estómago y salí muy bien”, contó Catalina Elgueta en el programa en vivo que realizó la Iglesia Adventista del Séptimo Día el 1 de junio en los estudios de Nuevo Tiempo Chile para dar a conocer la labor que desempeñan los Misioneros Elite, personas que tienen una vasta experiencia dando estudios bíblicos.

Lea también:

Campamento de grupos pequeños fortalece amistad y discipulado en el norte de Chile

Jóvenes se comprometen a liderar grupos pequeños en capital argentina 

La joven explicó las razones que la llevaron a tomar esa drástica decisión: “Hace como tres años más o menos empezó todo, mi baja autoestima, me hacían mucho bullying en el colegio mis compañeros, hasta mis profesores, y tuve un padrastro muy maltratador que afectó mucho mi vida, la de mi mamá, la de mi hermana también”.

Después de ese duro episodio su vida dio un giro de ciento ochenta grados, comenzó a asistir a un Grupo Pequeño de la Iglesia Adventista. Allí encontró una familia que le brindó el apoyo necesario para salir adelante. Hoy su vida tiene sentido, tanto que trabaja en el Club de Conquistadores para llevar esperanza a cientos de personas. Vidas transformadas como la de Catalina es el objetivo del Proyecto Misioneros de Elite 2.0, por eso se mostró el testimonio en primera persona, para dar fe de que el trabajo misionero puede hacer que una persona vuelva a nacer.

“Misionero Elite es enlistar a todas las personas que han llevado a alguien al bautismo a través de la enseñanza bíblica y permitir que ellos no lo hagan solos, sino que podamos ponerle una pareja misionera al lado para que durante todo un año ellos puedan aprender en la práctica cómo se hace”, afirmó el pastor Jonathan Solís, director de Acción Misionera de la Iglesia Adventista en Chile.

Catalina fue al programa acompañada de Rodrigo, líder de jóvenes que trabaja en el mismo Club de Conquistadores que ella. Ambos tienen un factor común: encontraron la felicidad gracias a los Grupos Pequeños de la Iglesia Adventista. “Mi vida hace cuatro años no tenía sentido, hubo alcohol, drogadicción, robos, delincuencia. Conocí a una persona que me llamó mucho la atención su forma de ser, nos acercamos un poco más cada día, me invitó a un Grupo Pequeño, me invitaron a jugar fútbol, compartimos mucho, empezamos a estudiar la Biblia y entregué mi vida a Cristo”, cuenta el joven y agrega que los Grupos Pequeños de su iglesia local se han multiplicado, porque cada persona que conoce y acepta la verdad desea trabajar para la salvación de otros.

Otro testimonio impactante fue el Frederick Barra, un joven que comenzó a compartir a Jesús a los 10 años junto a su madre. “Yo tuve un cambio de mamá, porque mi mamá biológica sufrió un accidente vascular y cuando quedé con mi nueva mamá, la que le había hecho los cursos y había discipulado a mi mamá, ella me interiorizó en los Grupos Pequeños. Ella tenía Grupo Pequeño y como ella tenía Grupo Pequeño de adultos me pasaba a mí los niños, y así tuve mi primer Grupo Pequeño”.

Han pasado 9 años y hoy ven los frutos de su trabajo: treinta y cuatro personas se han bautizado gracias a la amistad e instrucción bíblica que les brindaron desinteresadamente.

Con estas y otras historias se mostró en vivo el efecto cadena que se produce con los Grupos Pequeños, conocidos también como Grupos de Apoyo; ya que son familias que se dan ánimo en los momentos difíciles. “Nuestra motivación es que nuestros más de dos mil Grupos Pequeños en Chile sigan viviendo la misión, que es lo que el Señor nos mandó. De esa manera, no queremos solamente aumentar números, sino que queremos terminar la obra”, expresó el pastor Jonathan Solís.

¿Te gustaría participar en los grupos pequeños de la Iglesia Adventista? Ingresa aquí y conoce todos los detalles de estos círculos de amistad.

También te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *