Programas

En la antigüedad, Abrahán, Isaac, Jacob y Moisés, con su humildad y sabiduría, y Josué con sus diversos dones, fueron todos empleados en el servicio de Dios. La música de María, el valor y la piedad de Débora, el afecto filial de Rut, la obediencia y fidelidad de Samuel, la firme fidelidad de Elías, la suavizadora y subyugadora influencia de Eliseo, todas estas cualidades se necesitaron. Así también ahora, todos aquellos a quienes Dios ha prodigado sus bendiciones, han de responder con un servicio verdadero.

La fe por la cual vivo, provee ampliamente no sólo material de inspiración. Provee también información vital para nuestra juventud y para los lectores, información que ornamenta la doctrina de nuestro Salvador con la belleza de las cosas espirituales. Dios espera que la juventud no sólo comparta su fe sino que sepa en qué consiste esa fe. No podemos compartir una fe que no conocemos ni comprendemos. El compartir algo depende del conocimiento que se tenga de ello. .

Cada Día con Dios sea un motivo de permanente inspiración para todos nuestros oyentes, y que gracias a la meditación cotidiana de los mensajes del espíritu de profecía todos nosotros nos acerquemos al Altísimo, y nos preparemos para salir al encuentro de Jesús en ocasión de su venida.

Elena de White declara que “el tema favorito de Cristo era el carácter paternal y el amor abundante de Dios”.—Testimonies for the Church 6:55. Este también parece ser el tema de Elena de White. Por esa razón los compiladores han escogido el tema Dios nos cuida(Our Father Caresen inglés). El título tiene un doble significado.