Header

Nueva ofensiva en Nicaragua.

Nueva ofensiva en Nicaragua: al menos tres muertos por la represión de paramilitares y policías en Masaya.

 

Desde primera hora de la mañana de este martes, la ciudad de Masaya, aledaña a Managua, está siendo escenario de una operación combinada de policías y paramilitares para levantar las barricadas de los ciudadanos que se rebelan al gobierno de Daniel Ortega. Tras más de siete horas de enfrentamientos, los vecinos reportan que ya desmontaron todas las barricadas y que comenzó una cacería a los ciudadanos que estaban tras ellas. Se reportan al menos tres muertos aunque la cifra podría ser mayor.

MANAGUA, Nicaragua. – Un operativo conjunto de policías y paramilitares comenzó a primera hora de la mañana de este martes en el barrio indígena de Monimbó, uno de los pocos lugares de Nicaragua donde los ciudadanos mantenían barricadas en resistencia al gobierno de Daniel Ortega.

Tras más de siete horas de enfrentamientos, la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) confirmó la muerte de al menos tres personas durante el ataque: el policía Kevin Javier Rivera Lainez, Bryan Ezequiel Flores, de 15 años, y Emilia Castro, una mujer que fue “sacada de su hogar, secuestrada por hordas paramilitares e impactada de bala”, según le informó el secretario ejecutivo de esa organización Álvaro Leiva, a Univision Noticias. La ANPDH cree que el número de víctimas podría ser mayor, pero todavía no es posible ingresar a la ciudad porque permanece cercada por las “fuerzas combinadas” del gobierno fuertemente armadas.

Los vecinos de este barrio de Masaya, ciudad aledaña a Managua, le reportaron a Univision Noticias que desde primera hora de la mañana vieron entrar a camionetas y motos con hombres armados que se dirigían a Monimbó. Sobre las 6:00 de la mañana comenzaron a escuchar explosiones en un nuevo intento de las fuerzas del gobierno de levantar los tranques que erigieron los ciudadanos.

Según los reportes procedentes de la zona, sobre las 12:00 del mediodía, los paramilitares ya habían logrado desmontar prácticamente todos los tranques de la ciudad y comenzaron una persecución de los ciudadanos que erigieron las barricadas a modo de protesta.

Entre los secuestrados por los paramilitares que han sido identificados hasta ahora está el excombatiente sandinista Álvaro Gómez, cuyo hijo fue asesinado durante la primera semana de protestas en Masaya, según confirmó el centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

Tras el asesinato de su hijo, Gómez cuestionó fuertemente la actuación del gobierno y se unió a quienes organizaban las barricadas del barrio indígena de Monimbó. Los vecinos reportaron que cuando se lo llevaban este martes, le arrancaron la prótesis que tenía pierna que perdió luchando en la montaña con el ejército sandinista.

“Ya entraron a Monimbó los paramilitares. Los chavalos (manifestantes) andan huyendo y los están agarrando. Los estan sacando a todos de sus casas y algunos huyeron por veredas”, le dijo a Univision Noticias una portavoz de la Alianza Cívica por la Defensa de Masaya, que prefirió no ser identificada por motivos de seguridad.
Fuente: www.univision.com

También te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *