Header

Shabat digital

La cultura moderna y la tecnología desajustaron la relación del hombre con el tiempo. Pero muchos hoy quieren desacelerar, y el mensaje del sábado puede ser la respuesta que ellos buscan

 

Por actuar desde hace más de 17 años en grandes empresas del segmento de medios y tecnología, Débora Bonazzi tiene una visión amplia sobre la relación de las personas con la cultura digital. Uno de los aspectos defendidos por ella es el mayor equilibrio entre el tiempo on y off-line. Para la publicitaria adventista, la idea del “shabat digital”, un tiempo para desconectarse de las herramientas tecnológicas, parece ser una tendencia hoy. En esta entrevista, ella refuerza el hecho de que el mensaje del sábado parece ganar aún más relevancia en esta época en que algunas personas empiezan a reaccionar al exceso de velocidad.

 

 

¿Cómo la tecnología cambió la manera en que las personas se relacionan con el tiempo?

 

La tecnología ha traído y continuará trayendo mucha comodidad. Comprar un pasaje, ir al banco o pedir un taxi son las instalaciones que ofrece. En ese sentido, la tecnología nos añade tiempo. Por otro lado, si no tenemos conciencia de lo que estamos haciendo en nuestros celulares, nuestro tiempo será minado, sin siquiera percibir.

 

¿Cómo la lógica de la conexión ininterrumpida ha desafiado a los adventistas en relación a la custodia del sábado?

 

En el pasado, las cosas estaban en cajas bien definidas: la compra estaba en las compras, el contenido secular y el resultado del juego estaban en la TV, las notas estaban en el boletín que quedaba en la escuela o en el cajón en casa. Hoy, casi todo está en el celular. En el mismo dispositivo que usamos para leer el texto bíblico durante el sermón, podemos ver el resultado del juego que está siendo transmitido por la TV en aquel instante. La línea es muy tenue …

 

La expresión “shabat digital” se ha popularizado en los últimos años con el surgimiento de movimientos como el “Sabbath Manifiesto” y “Digital Detox”, que nacieron en Estados Unidos. ¿Qué predican estos grupos?

 

Estos movimientos defienden la pausa de la tecnología por un período (puede ser por horas, días, viajes desconectados, etc.) y actividades que conecten a las personas y proporcionen momentos de relación en la vida real. Muy parecido a lo que defendemos para el sábado, ¿no es verdad?

 

¿El mensaje del sábado tiende a atraer a ese público?

 

Tal vez esta sea una gran oportunidad para nosotros. Nunca se discutió tanto la pausa y nunca fue tan necesaria como ahora.

 

¿Cómo el propio hogar sabático puede ayudar a cambiar la manera de relacionarnos con la tecnología?

 

El sábado es una enorme oportunidad que tenemos para reflexionar sobre el tema. Un verdadero regalo. No quiero defender la bandera de que debemos guardar el celular encerrado en el cajón los sábados (a menos que la persona decida hacer eso), sino que aprovechamos esas horas para buscar el equilibrio y el uso consciente.

 

En este mundo tan dependiente de internet, ¿cuál es el camino para conseguir desligarse de la tecnología sin asumir una postura anti-tecnológica?

 

Recomiendo siempre buscar el equilibrio. Dos consejos para comenzar: (1) Sea consciente de quién está a cargo: yo o el teléfono? Asegúrese de que es usted. (2) Tener sus lugares y momentos sagrados. Combina contigo mismo, con tu familia, con tu novio, con tus amigos o con tus compañeros de trabajo cuáles serán los momentos en que todos estarán 100% concentrados en la vida real y en que tu celular va a estar descansando un poco … y tú también.

 

MÁRCIO TONETTI es editor asociado de la Revista Adventista

 

 

 

También te puede interesar ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *